Cómo conocí a Gerald

Fede se trasladó a Eindhoven 2 semanas antes que lo hiciera yo, por lo que me iba contando cada día cómo iba todo, qué tal era la casa, cómo eran los compis… Un día me habló de un tal Gerald. Me dijo que no le veía mucho, porque se iba pronto por la mañana y llegaba tarde por la noche. “Mmm… un tipo muy ocupado”, pensé. Y ahí mi imaginación empezó a volar. Pensé en un joven de color, alto, atlético, que salía por la mañana súper temprano al trabajo y volvía a casa cansado, pero sonriente, después de un duro día laboral (al menos en lo de sonriente no me equivoqué).

Total, que llega el día en el que aterrizo en Eindhoven. Fede me muestra la casa, el patio de las bicis y tal. Y ya en el segundo día en mi nuevo hogar y mientras pensábamos en lo que íbamos a hacer para cenar, alguien entra en la cocina.

Hostia! se nos ha colado uno que viene a pedir!”, pensé acojonada. Y de repente Fede me dice: “Mira Mari! éste es Gerald!”. Yo me quedé totalmente en estado de shock mirando a aquel señor de color, bajito, delgadito, con mochila, botas de montaña y con ropa extraña, mientras Fede nos presentaba. Gerald me hablaba un montón, pero yo no le entendía absolutamente nada, por lo que al final desistió, se calentó media lasaña en el horno y se subió a su cuarto.

A la media hora:

– ¿Mari, te ha caido bien Gerald?

– Eh… si, bueno. Olía un poco a vino, ¿no?

– ¿Tu crees? Si, igual un poco…

–  Me he asustado un poco cuando ha entrado…

– ¿A si?¿por?

– No sé… me le había imaginado de otra forma…

A los tres días:

Fede, tío, ¿no te resulta un poco raro que Gerald desayune y cena todos los días lasaña?

Pues si, la verdad, un poco raro si que es…

¿Y por que calienta la comida justo antes de salir?¿Dónde se la come, en la calle?

En la calle. Eso es. Y una imagen vino a mí: Era Gerald sentado en un banco, comiendo su tupper de lasaña y rodeado de palomas…

Y al día siguiente todo cuadró. Estábamos charlando con Gerald en la cocina cuando:

Gerald: “Y qué tal, Maribel. ¿Te gusta Eindhoven?”

Yo: “Sí, mucho. No es muy grande pero es una ciudad bonita”.

Gerald: “Sí, y los parques que tiene!! Aquí cerca hay uno que es muy grande!! Con muchos perros… muchos perros hay, si…”.

Yo: “Eh… pues no sé… la verdad es que aún no he ido a ningún parque…. Mas que nada porque está todo el santo día lloviendo…

Gerald:”Ah!! A mí me encantan los parques. Yo me paso ahí todo el día!”.

Vale. Fenomenal. Tenemos un mendigo en casa. Eso, o es un humilde jardinero que todos los días termina su jornada laboral con una calimochada.

¡Lo mejor es que aquí nadie se ha pispado de nada! El otro día estamos haciendo una tabla de limpieza y nos dice Alain: “La limpieza se tiene que hacer un día a la semana porque claro, la gente que trabaja, como Thor y Gerald, están muy ocupados y no pueden limpiar todos los días”. Pero vamos a ver… Gerald NO trabaja, joder, NO TRABAJA. Se va al parque por la mañana y vuelve por la noche, leches. Que no es cuestión de intuición femenina, es cuestión de tener ojos en la cara. Que entra por la puerta vestido de Espinete y os tienen que decir que trabaja en Barrio Sésamo, por dios!

De todas formas, he de destacar que el jodío se ha comprado una nevera propia que tiene en su cuarto y que paga todos los meses el alquiler como un campeón, luego dinero tiene que tener. Además, para tranquilizar a todos los familiares y amigos preocupados, el hombre es super majo y educado. Igual ya está jubilado y disfruta de su pensión haciendo lo que siempre habiá querido hacer: Pasar el día en el parque 😀

Anuncios

5 responses to this post.

  1. Joder, que crack. Queremos fotos ya. Es sencillo, hazte una con él!
    No es por nada, pero pedir da una pasta que lo flipas!

  2. Posted by Ro on 12 octubre 2009 at 17:41

    “Vale. Fenomenal. Tenemos un mendigo en casa. Eso, o es un humilde jardinero que todos los días termina su jornada laboral con una calimochada.”

    XDDDDDD

  3. Posted by Sergio on 12 octubre 2009 at 22:48

    ” – Eh… si, bueno. Olía un poco a vino, ¿no?

    – ¿Tu crees? Si, igual un poco…”

    Me parto la polla con Fede XDDDDDDD

  4. Posted by Ayuso on 14 octubre 2009 at 08:53

    juas

    de mayor quiero ser Gerald, es mi nuevo ídolo, un icono de la lucha antisistema a la par que un hombre educado y con buen gusto (voy a quemar mis camisetas y chapas del che y me vais a mandar una foto del susodicho sujeto).

  5. Posted by yo on 16 marzo 2012 at 09:30

    No sé de cuando tendrían lugar estos acontecimientos, pero llegué por casualidad y me parto con la historia de Gerald, jajajajja. Buenisimo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: