Así limpiaba, así, así…

// Atención, hemos decidido cambiar algunos de los nombres reales de los implicados para mantener su privacidad.

En nuestra casa somos 5, como supongo que ya sabeis, pero limpiamos 3: Fede, Gerald y yo. No hay un orden ni un reparto de tareas concreto (lo hubo durante un par de meses pero la gente pasaba), asi que vamos limpiando más o menos según encontramos las cosas sucias.

El baño de arriba lo limpia siempre Gerald. Nadie sabe porqué lo hace, pero anda obsesionadito. Como vea medio pelo en la bañera te la lía. Un día subía yo a ducharme y justo estaba Gerald con la fregona. Le solté un “Perdón, ya vuelvo más tarde”, y justo cuando me estaba dando media vuelta para irme a la habitación, comienza a gritarme mogollón de cosas. Hablaba super rápido, en su idioma (90%Dutch-10%English) y yo no le entendía un carajo. Además movía los brazos muy rápido y se señalaba la cabeza. Parecía un mono. Después de un par de minutos le solté un “No te entiendo” y fue entonces cuando, con cara de resignación, se agachó, cogió cuatro pelos mega largos del suelo y me los plantó en la cara, a 10 centímetros de los ojos. Ahí es donde entendí todo. Fue traducción inmediata:”Peazo de guarra, como te vuelvas a lavar el pelo y no recojas luego el baño, pienso matarte, triturarte y hacerte lasaña”.

Claro, llegados a este punto de tensión sólo me quedaba una cosa, mentir: “Pero, no creo que sean míos… Yo siempre uso gorro”. Mientras Gerald me miraba con los pelos de unos 20 centímetros aún colgando en sus manos, yo hacía un repaso mental del resto de compañeros de piso, intentando encontrar a alguien a quien echarle la culpa: Curly “Tecnoviking”→ calvo. Larry “Mirada errática”→ no se lava el pelo. Fede→ le quiero. No me valía ninguno, asi que al final tuve que admitir mi culpa y decirle: “Lo siento mucho, la próxima vez tendré más cuidado.”. Y me fuí. Me faltó tiempo para contarle a Fede:

– Fedeeee, menuda peta que me ha echado Gerald porque había pelos en el baño… Pero, jolín, ¡si yo siempre aclaro la bañera después de lavarme el pelo!

– Ah, serán míos, que me acabo de duchar hace un rato;

– Pues es que siempre me regaña a mí!! Primero lo de la lavadora (eso ya irá para otro post) y ahora ésto! Bueno, al menos nos echa una manilla y limpia algo…

Pero hubo un día que Gerald hizo pereza y no limpió y fue ese día cuando apareció un calzoncillo, en bastantes malas condiciones, en el suelo del baño. Yo no tuve el placer de verlo, Fede sí. La cosa pasó cuando yo estaba en Madrid pasando las Navidades, asi que no sabía nada del tema. Fue al poco de mi regreso cuando va Fede y me dice: “Ah,¡ se me piró contarte una cosa! Un día me encontré un calzoncillo super sucio en el suelo del baño. ¡Menudo asco! Al día siguiente alguien lo lanzó por el balcón y se quedó enganchado en la barandilla”.
– Eh…Fede,¿ me estás diciendo que hay un calzoncillo lleno de mierda colgado del balcón??
– Sí.
– Joer, panda de cerdos, de verdad. Voy a ver…

Justo salgo para el patio, miro para arriba (el baño está en un segundo piso), y ahí no había nada. “Fede, no hay nada…”
Fede: “Joer, pues no sé, llevaba ahí un montón de días… Igual se ha caído al suelo…”
Efectivamente, se había caído al suelo.
Y ahí sigue el calzoncillo, 3 meses después, tirado junto a las bicis. Le ha llovido, granizado, ha estado enterrado bajo la nieve y además lo hemos pisado con las bicis. Yo ya lo enseño como parte de la casa: A la derecha podeis ver la cocina, a la izquierda nuestra habitación, y al fondo, en el patio, el calzoncillo cagado.

Y es que todos sabemos que el calzoncillo es de Larry, no hace falta ser muy avispado. ¿Que por qué lo se? Pues porque Larry no huele precisamente a rosas y además no ha limpiado ni tres veces desde que vivimos aquí. ¡Lo que me llama la atención es que luego el tío va por la casa tan campante! Es decir, a mí me daría vergüenza ser tan cerda y luego cruzarme con los compañeros de piso como si nada, en plan colega y en slips. Y encima va y se lia a mandar “Solicitudes de abrazo” a través del facebook. ¡Será desgracias! Menos abrazos y más limpieza, majo. Le voy a mandar yo una solicitud pero de las buenas:
“Mari Tirados te ha mandado una Solicitud de fregona a traves de CerdoVille.com. Quieres aceptar el mocho y limpiar la casa?”.

Lo malo es que todos sabemos que va a pulsar “Ignorar”…

Anuncios

3 responses to this post.

  1. Posted by emi on 16 abril 2010 at 17:38

    AH!!! Yo lo he visto!! He visto El Calzoncillo!!! Y Lo he pisado!! :_) Esta vez, le haremos fotis. Qué bien, qué ganas de volver a Larry! jijiji

    Por cierto me ha encantado la solicitud de CerdoVille jajajaa

  2. Posted by Ana Belén on 13 mayo 2010 at 09:14

    maribel, me encantan tus post, mira que tienes gracia escribiendo!!
    besos desde Madrid

    • Posted by maribeltirados on 13 mayo 2010 at 11:31

      Gracias!! Me alegro de que te gusten!!
      Qué tal todo por Madrid? Espero que bien 🙂 Besis!!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: