Mis queridas holandesas

Las holandesas son grandes. Todas super guapas y super monas, pero grandes. Claro, pensaréis: “Bueno, Mari, es que para ser más grande que tú tampoco hace falta mucho, que vas midiendo 1.59 por la vida”. Y sí, soy consciente que soy pequeñita, pero es que aquí he llegado a ver niñas de 12 años más grandes que yo, con unas bicis que parecen camiones, y eso en España no me pasa. Así que puedo afirmar con total objetividad que aquí las mujeres son enormes, como sus bicis. Claro, cuando vine aquí me faltó el canto de un duro para comprarme una bici de niña, porque obviamente la mayoría de las bicis para mujeres se me caían encima. Menos mal que hubo alguien con un poco de juicio en este país que construyó una pequeña tirada de bicis para mujeres normales, que se salían un poco del estilo de Serena Williams. Gracias le doy a ese hombre todos los días.

Pero centrándonos un poco más en el tema de las mujeres holandesas, empezamos con las adolescentes: Litros y litros de rimmel se gastan cada fin semana en Eindhoven. Aquí si tienes 15 años y no llevas los ojos como un mapache, te repudian. Cuanto más rimmel y más sombra de ojos negra lleves puesta, mejor. Luego la ropa también es importante. Debe de ser prieta, lo más llamativa que puedas, para que te vean bien. No pueden faltar los tacones y millones de accesorios a repartir por pelo, cara y cuerpo (Véase pendientes, piercings, diademas, collares y bisutería varia). Si las Bratz cobraran vida, hablarían holandés.

Y es que lo de la ropa ya va causando estragos desde que son pequeñitas. Las niñas aquí son como todas muy divinas. Yo al principio pensaba que en los colegios holandeses eran muy enrollados, que hacían fiestas de disfraces casi todos los días: “Mira, hoy es el día de las Princesas Disney en el cole!” Pensaba. “Oh, parece que hoy toca fiesta de las Hadas Divinas de la Muerte”, “Qué raro… ¿Es el 50 aniversario de la Barbie y yo no me he enterado?” Y es que no, no son fiestas, son ellas, que van así por la vida. Bueno, más que ellas son sus madres, porque ya me diréis con 6 años quien te va a vestir… Pues tu madre. Que mucho poner vestiditos monos pero poco cocinar lentejas. Porque sí, amigos míos, las madres aquí deben de asistir todas a la Fashion Week de Disney, pero de cocinar no tienen ni pajolera idea. Y esto es algo en lo que tengo que entrar, porque lo que no puede ser es que alimentes a tus hijos a base de sandwiches.

Una madre, de toda la vida de dios, ha cocinado y ha agasajado a sus hijos con canelones, calamares en su tinta y tortillas de patatas… Es lo que tiene que ser. Supongo que en España habrá de todo, madres que no llegan y madres que se pasan, como la mía, que de hecho la mayoría de las veces ni me escucha de lo pendiente que está de alimentarme bien:

Servidora: Mamá, me voy a la biblio, que tengo el examen el lunes.
Mamá externa: Vale.
Mamá interna: “A ver si compro unos garbanzos y le preparo a esta chica un buen cocido, que está muy delgada”.

Evidentemente llega el domingo y mi madre pone los ojos como platos al enterarse que al día siguiente tengo examen. Pero eso aquí no pasa, no señor. Las madres aquí les dan por la mañana a sus hijos un tupper lleno de sandwiches y a correr. Yo creo que no saben ni lo que son los garbanzos. Y eso las buenas madres, que las reguleras les dan directamente el paquete de pan de molde y un sobre de embutidos (nada de jamón serrano, por supuesto, aquí se lleva más el rollo mortadela), y ahí tienes luego a las pobres criaturas, montándose los sandwiches en la cafetería con cara de haba, que da pena verlos.

Aunque si he de destacar que, pese a que las madres aquí no son buenas cocineras, son muy valientes y muy fuertes. He llegado a ver chicas transportando 3 niños en la bici. TRES. Que os puede parecer fácil, pero cuando yo voy al super y me tengo que volver a casa con la compra en las alforjas de la bici no puedo con mi vida (Y eso que en total debe de pesar todo como medio niño de los de aquí). No me quiero ni imaginar conducir una bici con tres retoños. Ni la muevo. Y entonces para ellas sería mala madre, aunque supiese hacer las mejores lentejas del mundo…

Anuncios

11 responses to this post.

  1. Posted by Palis on 29 agosto 2010 at 09:11

    Mari… no se porque no escribes mas a menudo xDD Me encanta tener noticias de Holanda.

    Ah!!! Tu seras madre de las de lentejas y no escuchar el examen de tus retoños, que lo se yo 😉

  2. Posted by Rafa on 31 agosto 2010 at 08:02

    Mari, me ha encantado. Solo queria decirte que me llevo riendo un buen rato jajjaja
    Que se dejen de tanto modelito y se coman unos garbanzos !!!

    • Posted by maribeltirados on 31 agosto 2010 at 19:32

      Me alegro de que te haya gustado! Y estoy de acuerdo, un buen potaje es lo que les hace falta 😉

  3. Posted by Julupanter on 1 septiembre 2010 at 16:00

    Muy bueno! Me ha gustado mucho.
    Pero ojo, casi mejor que las madres de allí no conozcan ni garbanzos, ni judias, ni los buenos potajes… por que entonces las holandesas dejarían de sergrandes, para ser inmensas 😀

    Muy divertido leer tus historias!

  4. Posted by Reb on 1 septiembre 2010 at 21:42

    Muy bueno XD…peeero me parece fatal que cargues toda la responsabilidad de la alimentación a las madres ¿Y los padres? aiiii, que poco moderna te veo maris… a ver si le voy a tener que regalar a Fede cocina for dummies para que te cambie el chip

    • Posted by maribeltirados on 1 septiembre 2010 at 22:22

      Oh! Pero no me regañes!! Si es que el post iba sobre las mujeres holandesas! Cuando hable sobre los hombres ya les meteré caña a los papis también, jeje!

      • Posted by Reb on 2 septiembre 2010 at 21:10

        jajajja, vaaaaale, pero te queda pendiente el post para los holandeses.
        Y estoy de acuerdo con los comentarios de por aqui, tienes que seguir con este o con otro blog, que esta muy bien!

  5. Posted by Ana Belén on 2 septiembre 2010 at 09:56

    jajajaja
    Me ha encantado, como todos los “post”.
    Tienes que seguir aquí en España con un blog similar…
    “loquesea” española.

    haces reir, inspiración no te falta y escribes fantásticamente, que más necesitas? Ánimo!!!
    besos

    • Posted by maribeltirados on 9 septiembre 2010 at 10:14

      Tiempo, Ana Belén, necesito tiempo! Ajajaja!! Un besito y gracias por los ánimos!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: