De compras por Eindhoven

Eindhoven es caro. Es muy caro. Si es verdad que, en cuanto a la alimentación, se pueden encontrar supermercados con precios bastante parecidos a los de España, no se puede decir lo mismo de la cosmética. Ah!! La de veces que dije en España, preparando mi humilde maleta: “Buah, ésto no me lo llevo, me lo compro en Eindhoven por 4 duros…”.Já.

El horror comenzó a los 3 días, cuando me pasé por la sección de cosmética a comprarme un body milk para el cuerpo. Lo primero que me pareció raro es que los botes eran bastante más pequeños que en España, de unos 200ml… Ahí empecé a intuir que algo no iba bien, porque las holandesas son bastante altas y no tiene mucho sentido que gasten un bote por pierna… “Bueno”, pensé, “ eso no es mucbo problema porque yo soy pequeñita… ¿A ver cuánto cuesta? ”. Un escalofrío sacudió mi cuerpo. Entonces me puse a mirar el resto de productos, jabones, desmaquilladores, cremas de manos, y de repente descubrí dos cosas: Primero, que me tenía que haber traido mis mierdas de España y, segundo, que Nivea se está forrando en este país. Quise morirme.

Pero el shock total llegó cuando entro a la sección de depilación y veo las tiras Veet. Para los que no tengais ni idea, la misma caja en España cuesta unos 4 euros y pico. Aquí no. Aquí cuestan 9.99 euros. NUEVE CON NOVENTA Y NUEVE. El corazón se me paró unos 5 segundos. Fue el primer mini infarto de mi vida. Pero vamos a ver… ¿Qué clase de vello tienen la holandesas? ¿Qué tipo de componente especial le tienen que poner a las santas bandas depilatorias para que cuesten ese dinero? Desesperada intenté buscar a alguna dependienta, a alguien que me pudiera explicar lo que estaba pasando, pero no obtuve respuesta.

La cosa no mejora con el resto de las cosas, como ropa, zapatos y revistas en inglés (que no sé de donde demonios las traen para que la Glamour pase de costar 1.50 a costar 6 euros). Al final toda la cosmética la compro en un supermercado que se llama Albert Heijn y que debe de ser como el DIA en España. Sólo espero que no se me caiga el cuerpo a cachos.

Cómo conocí a Gerald

Fede se trasladó a Eindhoven 2 semanas antes que lo hiciera yo, por lo que me iba contando cada día cómo iba todo, qué tal era la casa, cómo eran los compis… Un día me habló de un tal Gerald. Me dijo que no le veía mucho, porque se iba pronto por la mañana y llegaba tarde por la noche. “Mmm… un tipo muy ocupado”, pensé. Y ahí mi imaginación empezó a volar. Pensé en un joven de color, alto, atlético, que salía por la mañana súper temprano al trabajo y volvía a casa cansado, pero sonriente, después de un duro día laboral (al menos en lo de sonriente no me equivoqué).

Total, que llega el día en el que aterrizo en Eindhoven. Fede me muestra la casa, el patio de las bicis y tal. Y ya en el segundo día en mi nuevo hogar y mientras pensábamos en lo que íbamos a hacer para cenar, alguien entra en la cocina.

Hostia! se nos ha colado uno que viene a pedir!”, pensé acojonada. Y de repente Fede me dice: “Mira Mari! éste es Gerald!”. Yo me quedé totalmente en estado de shock mirando a aquel señor de color, bajito, delgadito, con mochila, botas de montaña y con ropa extraña, mientras Fede nos presentaba. Gerald me hablaba un montón, pero yo no le entendía absolutamente nada, por lo que al final desistió, se calentó media lasaña en el horno y se subió a su cuarto.

A la media hora:

– ¿Mari, te ha caido bien Gerald?

– Eh… si, bueno. Olía un poco a vino, ¿no?

– ¿Tu crees? Si, igual un poco…

–  Me he asustado un poco cuando ha entrado…

– ¿A si?¿por?

– No sé… me le había imaginado de otra forma…

A los tres días:

Fede, tío, ¿no te resulta un poco raro que Gerald desayune y cena todos los días lasaña?

Pues si, la verdad, un poco raro si que es…

¿Y por que calienta la comida justo antes de salir?¿Dónde se la come, en la calle?

En la calle. Eso es. Y una imagen vino a mí: Era Gerald sentado en un banco, comiendo su tupper de lasaña y rodeado de palomas…

Y al día siguiente todo cuadró. Estábamos charlando con Gerald en la cocina cuando:

Gerald: “Y qué tal, Maribel. ¿Te gusta Eindhoven?”

Yo: “Sí, mucho. No es muy grande pero es una ciudad bonita”.

Gerald: “Sí, y los parques que tiene!! Aquí cerca hay uno que es muy grande!! Con muchos perros… muchos perros hay, si…”.

Yo: “Eh… pues no sé… la verdad es que aún no he ido a ningún parque…. Mas que nada porque está todo el santo día lloviendo…

Gerald:”Ah!! A mí me encantan los parques. Yo me paso ahí todo el día!”.

Vale. Fenomenal. Tenemos un mendigo en casa. Eso, o es un humilde jardinero que todos los días termina su jornada laboral con una calimochada.

¡Lo mejor es que aquí nadie se ha pispado de nada! El otro día estamos haciendo una tabla de limpieza y nos dice Alain: “La limpieza se tiene que hacer un día a la semana porque claro, la gente que trabaja, como Thor y Gerald, están muy ocupados y no pueden limpiar todos los días”. Pero vamos a ver… Gerald NO trabaja, joder, NO TRABAJA. Se va al parque por la mañana y vuelve por la noche, leches. Que no es cuestión de intuición femenina, es cuestión de tener ojos en la cara. Que entra por la puerta vestido de Espinete y os tienen que decir que trabaja en Barrio Sésamo, por dios!

De todas formas, he de destacar que el jodío se ha comprado una nevera propia que tiene en su cuarto y que paga todos los meses el alquiler como un campeón, luego dinero tiene que tener. Además, para tranquilizar a todos los familiares y amigos preocupados, el hombre es super majo y educado. Igual ya está jubilado y disfruta de su pensión haciendo lo que siempre habiá querido hacer: Pasar el día en el parque 😀

Nuestros compañeros de piso

Sé a ciencia cierta que muchas de las entradas de este recién inaugurado blog van a tener como protagonistas a alguno de nuestros compis de piso, por eso he pensado en hacer una pequeña presentación de cada uno de ellos, para que les conozcais y así nadie pueda juzgarlos demasiado duro en un futuro.

CURLY:

Edad: 29 años

Nacionalidad: Dutch.

Ocupación: Trainer (No sabemos muy de qué, pero entrena a alguien o a algo)

Apariencia: Muy alto, guapo, mazao, rubio (aunque tiene el pelo rapado. De hecho creo que tiene todo el pelo de su cuerpo rapado). Si cierras los ojos y visualizas a un portero de discoteca ario, verás a Curly.

Comida preferida: Batido Anabolic WMS or Whey Shake (sabor vainilla).
Los va alternando durante la semana, supongo que siguiendo algún tipo de criterio, o igual ninguno… Y luego todo tipo de carne, pan, mantequilla…

Odia: Leer libros. Según Curly, y traduzco aquí sus propias palabras : “Yo sólo me he leído un libro después de los del colegio: El primero de Harry Potter. Estuvo bien pero claro, hay un montón, no me los voy a leer todos… Yo veo películas… Es más rápido, más fácil. En dos horas ya la has visto”

Claro Curly, ¿para que vas a gastar una semana leyendo un libro cuando puedes ver la peli correspondiente en 2 horas? Fenomenal.

Aficiones: Sí, lo has adivinado. Ir al gimnasio y la música techno-dance a todo volumen. Ah, y ver pelis.

LARRY:

Edad: 36 años (según Curly)

Nacionalidad: Dutch.

Ocupación: Soporte técnico (si pudierais verle entenderías porqué el soporte lo da vía telefónica y no en persona)

Apariencia: Vale, este punto es muy difícil. Fede me había descrito varias veces a Larry, pero hasta que no le ves no puedes hacerte a la idea. Puf. Es que Larry es muy jodido, en serio. Aún así, aplicando los siguientes parámetros nos podemos hacer una idea de su cuerpo serrano:
– Los ojos son clavados a los de el Dioni.
– Barba de chivo.
– Pelo largo, a la altura del hombro.
– Cuerpo pera.
– Tiene los pies y las manos extremadamente grandes en comparación con el resto de su cuerpo… Y la cabeza… La cabeza es muy grande también.
– Gafas: Idénticas a las de John Lennon, pero como con cejas (y en azul).
– Ropa: Casi siempre va de negro (incluyendo unas enormes y pesadas botas modelo hija de Zapatero) menos en casa, que va en pantaloncillos…solo… (desde que estoy yo, Fede le ha visto en calzoncillos de slip, también negros) Fue verle así y para mí se terminó para siempre el mito de que un hombre con pantalón corto podría llegar a estar muy sexy.

Si juntas todo ésto tienes a Larry y, os lo digo por experiencia, la realidad es mucho peor que todo lo que os podeis estar imaginando.

Comida preferida: Todo tipo de comida preparada y el salmón.

Odia: La limpieza. Es pasar Larry por cualquier sitio y ensuciarlo. Todo lo ensucia. Todo. No puedo entender qué coño hace en el baño que deja todo el suelo perdido de pelos. Juro que un día, y con ayuda de Curly, le ataré a una puta silla y le raparé todo el pelo que tenga en el cuerpo (nos lleve el tiempo que nos lleve).

Aficiones: Ir a ferias medievales disfrazado y ser capitán de Start Trek.

GERALD:

Edad: Desconocida.

Nacionalidad: Desconocida.

Ocupación: Mendigo.

Apariencia: Varón negro, aproximadamente 1.65 y delgado. No se le entiende una mierda cuando habla porque tiene un acento raro, lo cual me da a entender que ha llegado a Holanda trotando desde tierras lejanas.

Comida preferida: Lasaña. De hecho es lo único que come. Lo primero que hace antes de salir de casa, sobre las 10 de la mañana, es partir media lasaña y ponerla al horno. Luego la pone en un tupper, se la mete en la mochila, y se va al parque. Cuando llega sobre las 7, va derecho a la nevera a por su otra media lasaña, la mete en el horno y … la cena está lista!! Y así todos los días, uno detrás de otro. Lo que no sé es que comerá en el parque el resto del tiempo… Lo que es seguro es que bebe vino.

Odia: No creo que odie nada. Siempre está sonriendo, debe ser la lasaña (o el vino), que está empezando a hacer estragos en su cuerpo y ya ni siquiera puede relajar los músculos de la cara.

Quedan así pues presentados nuestros tres compis de piso. Os queda ver las fotos. Preparaos…